Encimeras de Madera Maciza

Encimeras de Madera Maciza

Las encimeras de Madera Maciza son poco utilizadas en España ya que sólo el amor a este material hace desestimar la delicadeza y el mantenimiento que requiere.

Ventajas: La razón principal por la que se suele elegir una encimera de madera es su belleza, ningún otro material aporta la calidez y tacto de este material.

Inconvenientes: Ten en cuenta que la madera es un material complicado para la cocina, tiene más inconvenientes que ventajas, pero si tienes cuidado, paciencia y llevas a cabo un mantenimiento periódico.

El sellado es imprescindible: Si a una encimera de madera no se le aplica correctamente un sellante en las uniones, el agua se filtra pudriendo el material y los gérmenes campan a sus anchas.

Esto es especialmente importante en la zona del fregadero que es más sensible a filtraciones.

Manchas, humedad y calorAl ser un material poroso, para evitar el deterioro por humedad, los círculos de vasos, cazuelas, etc, tiene que estar tratada con aceite mineral u otro protector y aplicarlo de nuevo cada cierto tiempo.

Para el calor es necesario poner una tabla debajo si quieres posar en la encimera objetos muy calientes, en caso contrario quedarán marcas.

Arañazos y golpes: Está claro que la madera es el material más blando de todos los existentes para encimeras (metal, granito, cuarzo, etc) así que puede dañarse fácilmente si no tienes un poco de cuidado.

Hay personas que estas estas imperfecciones dan carácter a la encimera ¿Quién no utiliza una tabla para cortar alimentos?

TratamientoCon el tiempo (entre 10 y 20 años, según el trato que se le haya dado) la encimera requerirá mantenimiento. Es decir, tendrás que lijar, barnizar y aplicar los sellantes adecuados.

 

Matenimiento:

Gran parte de los problemas originados en las encimeras de madera macizas están relacionadas con el mantenimiento.

Por eso es imprescindible que eches un vistazo cada cierto tiempo y apliques productos de sellado de poros y juntas en caso de necesitarlo.

Los productos de protección más habituales son los siguientes:

Aceite mineral: Es el más utilizado por que es apto para superficies en las que se preparan alimentos (encimeras de cocina). Además protege los poros de la madera y evita que se seque, deforme y salgan grietas.

Las desventajas son que necesita ser aplicado periódicamente y que ofrece una protección limitada contra el agua. Una superficie con aceite mineral no protegerá una encimera de madera a humedad constante, por ello deberás secar la superficie.

Cera o una combinación de aceite y cera: Tiene prácticamente las mismas propiedades que el anterior.

Acabado de poliuretano o equivalente: Es un acabado permanente que no requiere renovación, a menos que se dañe al cortar con distintos instrumentos o sufra otro tipo de daño.

Por temas sanitarios, se utiliza normalmente en encimeras de madera decorativas y no como superficie de corte o de trabajo. Son más impermeables que los acabados en aceite.

Independientemente, el mejor consejo para el cuidado y mantenimiento de una encimera de madera es seguir las recomendaciones del fabricante.

Ellos tienen el conocimiento de lo que se necesita exactamente para mantener la encimera en buen estado.

 

Limpieza según el tipo de manchas:

Si nos encontramos con manchas de cal, muy comunes en algunas zonas de España debido al alto contenido en agua, utiliza vinagre o un limpiador específico para la cal, tipo Viakal. Déjalo actuar un par de minutos y retira con agua.

Para las manchas de vino, aceite, café o limón, que tanto preocupan al hablar de las encimeras de cocina, aplica simplemente un detergente común o lavavajillas y acabarás con ellas.