Encimeras HPL Laminado de Alta Presión hidrófugo

Encimeras HPL Laminado de Alta Presión hidrófugo

Los Laminados HPL (High Pressure Laminate) son paneles formados por capas de material de celulosa y resinas de melamina, impregnados con resinas termo endurecibles y sometidos a un proceso de alta presión que permite obtener un material no poroso y con diferentes acabados superficiales.

El laminado HPL posee cualidades extraordinarias y versatilidad de uso.

Agua hirviendo, calor, humedad, vapor de agua y/o productos químicos domésticos no consiguen deteriorarlos, gracias a sus características mecánicas e higiénicas que garantizan una buena estabilidad en cuanto a tamaño, planaridad y solidez además de una excelente respuesta al calor.

No existe migración que pueda contaminar los alimentos y por tanto los laminados HPL están aprobados bajo normativa para entrar en contacto con alimentos en general.

Los laminados HPL se utilizan en aplicaciones en las que la limpieza e higiene son requisitos esenciales.

Las superficies decorativas son resistentes a todos los disolventes y productos químicos de uso doméstico.

Resistencia al calor como las encimeras de cuarzo, buena resistencia al rayado, manchas y aspecto de madera maciza u otros materiales como granitos, pizarras, texturas varias.

Tenemos encimeras con la gama de grosores más completa. Hasta de 10 Cms. de grosor siendo todas macizas.

 

Mantenimiento:

Para limpiar superficies de laminado es recomendable el uso de detergentes que no dejen marcas, detergentes líquidos, limpiacristales o detergentes diluidos con un poco de agua. Para secar, un paño suave y seco será perfecto. Hay que evitar los productos abrasivos, aquellos que contengan cloro, amoniaco o acetona. Las encimeras en laminado están especialmente indicadas para aquellos que prevén un uso intensivo de las encimeras en el sentido de que son extremadamente prácticas y con una alta fiabilidad. De hecho, son especialmente resistentes a manchas y arañazos y son prácticamente anti inflamables. Pueden resistir altas temperaturas (hasta 180º), aunque se recomienda el uso de protectores a la hora de trabajar con ollas.