BLOG

Revestimiento porcelánico. Una alternativa en auge para interiorismo.

Revestimientos porcelánicos: Una alternativa imaginativa.

03 JULIO 2019

El interiorismo es un mundo muy amplio en el que las opciones son tan numerosas que son capaces incluso de abrumarnos.


El primer desafío cuando queremos realizar una reforma es encontrar el concepto que buscamos. La estética y definición hacia la que dirigirnos para convertir esa casa en el hogar de nuestros sueños. Puede parecer sencillo, pero no lo es en absoluto. Escoger una opción entre cientos de tendencias, vertientes y estéticas no es para nada un trabajo ligero, y además debe encajar con lo que tanto tú como tu hogar requerís.

Una vez definido llega un punto igualmente complicado. Escoge los materiales que puedan satisfacer tus necesidades. Hay precios, calidades y diseños para cubrir con variedad cada una de las opciones que se te hayan podido pasar por la cabeza, pero hoy en concreto vamos a comentar sobre una tendencia en auge. elegante y con una versatilidad pasmosa. Hablamos de los revestimientos porcelánicos.
 

Qué es el revestimientos porcelánico

El gres porcelánico es una de las tendencias más actuales a la hora de elegir un revestimiento resistente y que permita hacer realidad casi cualquier diseño que quieras materializar. Se trata de un material muy versátil hecho de pasta cerámica compacta. Esta se prensa en seco y se somete a una única cocción con la que se la adecúa a distintos formatos, tamaños y acabados resultando perfecto para crear el espacio que quieres de manera sencilla.

Las baldosas porcelánicas presentan una porosidad mínima y una alta resistencia que las hacen especialmente adecuadas para cocinas y baños, aunque pueden a su vez emplearse en casi cualquier espacio del hogar. su alta resistencia hace que sean adecuadas incluso para embellecer y renovar tu terraza 

La clave del porcelánico: Su versatilidad

En un mercado en el que la variedad es tal que resulta incluso complejo escoger el material óptimo, el material más versatil es el que acaba alzándose con el puesto ganador.
El revestimiento porcelánico combina las técnicas más sofisticadas de construcción y de personalización, por lo que no es nada extraño que su versatilidad lo convierta en uno de los materiales más empleados actualmente.


Formas 

El gres porcelánico se fabrica en medidas muy diversas, para adaptarse a cada necesidad decorativa. Elegir el tamaño adecuado es importante, porque influirá en el resultado final. Por ejemplo, puedes optar por los más pequeños, de 10cm. x 10cm. para revestir las paredes de un baño (o una única pared) o decidirte por los de gran formato, como los bonitos suelos porcelánicos imitación a madera, que quedan genial en espacios abiertos pero que quieres que resulten acogedores, como un porche o una zona de chill out en tu azotea.

Texturas

También los acabados sorprenden por la gran variedad en cuanto a opciones para decorar y personalizar cualquier lugar de tu casa. El gres porcelánico de imitación a madera que comentábamos no es el único posible, tienes otros igual de originales y elegantes. Acabados en mármol, piedra, pizarra o incluso efecto “cemento” u “óxido envejecido”, ideales para dar un toque una estancia decorada en estilo urbano o industrial.

Colores

Por supuesto, también puedes elegirlos en multitud de colores lisos o que incorporen el diseño que quieras: imitación de baldosas hidráulicas, diseños con rayas de colores, buena idea para dar un toque alegre y juvenil a un baño, formas geométricas, para suelos y paredes que creen distintos efectos visuales, por ejemplo en la cocina, piedra o ladrillo “envejecido”, para un patio en el que quieras un toque rústico, tonos lisos y sólidos para una zona de paso o incluso para una escalera…

Las posibilidades del suelo porcelánico son infinitas, la creatividad ya depende de ti y de tus preferencias, porque una vez fabricada la baldosa, la impresión digital permite plasmar en ella cualquier diseño que puedas imaginar.

 

Detalles a tener en cuenta de un suelo porcelánico

Propiedades

Los revestimientos porcelánicos se adaptan a cualquier necesidad. La resistencia de este material (incluso frente a los productos de limpieza) y su bajo nivel de absorción de agua lo hacen adecuado para espacios que quieres que luzcan impecables con un mínimo mantenimiento. Soporta muy bien la humedad y los cambios de temperatura que pueden producirse en el exterior.

  • Gran resistencia
  • Mínimo mantenimiento
  • Bajo nivel de absorción de agua
  • Buen soporte de humedad y cambios de temperatura

 

Colocación y acabado

A la hora de colocarlos, generalmente se realiza un doble encolado (en el soporte y en cada una de las baldosas) para una óptima fijación. Además, según el efecto visual que quieras conseguir al revestir suelos y paredes, puede elegirlos con los bordes biselados y una mínima separación entre ellos o bien cortados “a canto” (lo que se conoce como gres porcelánico rectificado) para que puedan unirse, casi sin separación, consiguiendo así un revestimiento continuo que crea un fantástico efecto capaz de agrandar visualmente cualquier espacio.